Beta Amiloide, la proteína capaz de borrar los recuerdos

Distintos estudios e investigaciones científicas han descubierto que la realización de actividades que ejercitan la memoria y las operaciones de razonamiento lógico, contribuyen a evitar la aparición de la enfermedad de Alzheimer.

La entidad Alzheimer’s Disease International estima que en la actualidad hay 36 millones de personas con la enfermedad de Alzheimer en todo el mundo. A medida que la población envejece, la cantidad de casos aumenta; se prevé que llegará a 66 millones en el 2030, y a 115 millones en el 2050.
Cuanto más tempranamente se comience la estimulación cerebral y se mantenga la mente cognitivamente activa, más se estará previniendo que se formen en el cerebro depósitos de “Beta Amiloide”, que es la proteína que se encuentra en las placas de los cerebros de las personas con Alzheimer. Dicha proteína borra recuerdos y modifica el comportamiento.
La investigación sobre Alzheimer que más ha sorprendido a los científicos es el denominado “Estudio de las monjas”, cuyo resultado se ha publicado en la revista “Journal Of Personality and Social Psycology”.
Los hallazgos del Dr. Snowdon han sido posteriormente respaldados por las investigaciones de otros especialistas. Durante el último congreso mundial sobre la enfermedad de Alzheimer se ha señalado también que las actividades en las que más complejamente se ejercita la función intelectual, como la lectura, el ejercicio de la memoria y el razonamiento abstracto, ayudan a mantener el cerebro en buen estado y a evitar la aparición de la enfermedad.
El Neurólogo Robert Friendland señala que: “Cuando la mente se mantiene ocupada aprendiendo, cuando el cerebro se incluye en el aprendizaje, la salud y el tamaño de la conectividad de las neuronas aumentan”.