La tiroides y las emociones

Influencia del eje tiroideo en lo cognitivo-afectivo-emocional

Este eje está íntimamente relacionado con la salud mental, ya que un funcionamiento tiroideo correcto no sólo se encuentra íntimamente ligado a la actividad noradrenérgica, sino que además, las hormonas tiroideas son coadyuvantes de algunos tratamientos psicofarmacológicos.
Es necesario un buen funcionamiento tiroideo, no sólo para un normal funcionamiento cognitivo y afectivo, sino también para ser dueño de una salud mental normal.
La TRH (Factor Liberador de Tirotrofina) presenta un efímero efecto antidepresivo per sé.
En Psiquiatría, los individuos violentos presentan más altos niveles de TRH que los depresivos.
En Stress, hay una disminución de TSH (Tirotrofina).
La relación entre las hormonas tiroides y el eje gonadal demuestra que estas hormonas son fundamentales para la función sexual normal del adulto.
Curvas con hiper-respuesta, con valores superiores a 25 después de la estimulación con TRH, son observadas en cerca del 20% de pacientes depresivos, generalmente bipolares.
Las catecolaminas (noradrenalina, adrenalina, dopamina, histamina y serotonina), moduladas por la función tiroidea, son responsables de ciertos desordenes psiquiátricos.
Las hormonas tiroideas intervienen prácticamente en la totalidad de las funciones orgánicas, activándolas y manteniendo el ritmo vital.
Ningún paciente con Disfunción tiroidea, debe modificar por su cuenta la medicación y menos suspenderla. Es sencillamente arriesgado.