Alexitimia

La “Alexitimia” se define como la incapacidad para expresar verbalmente las emociones, debido a que estas personas no son capaces de identificar lo que sienten, entenderlo o describirlo. Se presenta más en hombres que en mujeres y en un 30% de personas con problemas psicológicos.
Entre sus características, se encuentran:
-Dificultad para identificar emociones y sentimientos. Estas personas tienen problemas para diferenciar una emoción de otra. Por ejemplo, no saben con seguridad si lo que sienten es miedo o ira. Esta incapacidad no se da sólo respecto a los propios sentimientos, sino que también tienen dificultades para identificar las emociones en los demás (en sus voces, expresiones faciales, posturas, etc.)
-Dificultad para describir emociones y sentimientos. Les resulta imposible describir lo que sienten y describir a otras personas todo lo referente al ámbito subjetivo y de los afectos.
-Dificultad para diferenciar los sentimientos de las sensaciones corporales que acompañan a la activación emocional. Las emociones suelen ir acompañadas de síntomas fisiológicos, como sudoración, aceleración del ritmo cardíaco, etc. Los alexitímicos atribuyen estas manifestaciones fisiológicas a síntomas vagos o los confunden con la emoción misma. Cuando sienten emociones intensas, ésta persona describe simplemente un malestar físico de un modo impreciso.
-Reducida capacidad de fantasía y de pensamiento simbólico. Suelen tener un pensamiento concreto, con problemas para el manejo simbólico de las emociones. Su forma de hablar es monótona, parca, y sin matices afectivos. Apenas gesticulan ni introducen cambios en el tono de voz, se sientan de forma rígida y su semblante es inexpresivo.
-Preocupación por los detalles y acontecimientos externos. En su lenguaje apenas existen referencias abstractas y simbólicas, sólo se limitan a describir detalles concretos, sin un tono afectivo.
-Utilizan la acción como estrategia de afrontamiento en situaciones de conflicto. El modo de resolver un estado emocional desagradable en estas personas, consiste en la realización de conductas directas. Tienen una orientación de tipo práctico y un escaso contacto con su realidad psíquica.

Identificación:

Hay una serie de conductas en la vida diaria que se pueden identificar acerca de una posible existencia de “Alexitimia”, tales como:
-Tienen problemas para hablar de sus emociones.
-Son percibidos por los demás como excesivamente lógicos o poco sentimentales o amistosos.
-Se sienten perplejos por las reacciones emocionales de los demás.
-Rara vez tienen fantasías.
-Su reacción al arte, literatura o música es de muy baja intensidad.
-Toman decisiones de acuerdo a datos, sin tener en cuenta los sentimientos.
-Padecen ocasionalmente alteraciones fisiológicas a las que no encuentran explicación, como palpitaciones o dolor de estómago.

¿Carecen de emociones?

En absoluto. Sin embargo no son conscientes de las expresiones fisiológicas de las emociones o no entienden su significado emocional.
Las emociones intensas los toman por sorpresa y, al tener problemas para limitarlas, suelen ser explosivas, bruscas e incontroladas. Si dichas emociones continúan junto con sus correlatos fisiológicos, esta activación fisiológica puede llegar -con el tiempo- a provocar una enfermedad física.

Psicoterapia:

La acción terapéutica persigue activamente el desarrollo de un procesamiento cognitivo-emocional más avanzado, permitiendo la experiencia de emociones más diferenciadas e integradas.
Y como dice Daniel Coleman: “Las lecciones emocionales –incluso los hábitos más profundamente arraigados, aprendidos en la infancia- pueden ser remodeladas. El aprendizaje emocional dura toda la vida”.