Jubilación, prevenir es prepararse para este momento

Para abordar la temática de la jubilación comenzaremos por su definición de acuerdo con el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Si hablamos de jubilación, hacemos referencia al retiro del mundo laboral por haber cumplido la edad exigida por la ley o por estar incapacitado para trabajar.

Real Academia Española© Todos los derechos reservados.
Jubilar.
(Del Lat. iubilàre, cruzado con jubileo, la jubilación se daba al cabo de cincuenta años de servicios, espacio de tiempo del jubileo).

  1. Disponer que, por razón de vejez, largos servicios o imposibilidad, y generalmente con derecho a pensión, cese un funcionamiento civil en el ejercicio de su carrera o destino.
  2. Dispensar a alguien, por razón de su edad o decrepitud, de ejercicios o cuidados que practicaba o le incumbían.

Partimos de la idea de que este suceso constituye un cambio muy importante en el ciclo vital, ya que implica un momento de grandes modificaciones tanto en la organización de las actividades diarias, como en los hábitos y modifican también nuestras estructuras de funciones. La jubilación es un estado al que se llega y por lo tanto obliga a asumir un nuevo rol. El momento de jubilarse implica no sólo adaptarse a esta nueva etapa, sino haber comprendido previamente que se trata de un proceso que comienza durante la misma vida laboral y que debería planificarse anticipadamente, para poder organizar esos años de nuestras vidas y para que pueda ser vivido como un período grato y lleno de nuevas posibilidades.

Es una etapa que plantea interesantes desafíos en la cual se deberá aprender, ente otras cosas, a emplear de un modo diferente el tiempo libre del que se dispone y en cada uno estará la posibilidad de hacer uso del mismo de manera satisfactoria y significativa personalmente.

No estaría de más aclarar que aunque se suele identificar jubilación con vejez, no son equivalentes, ya que la jubilación se puede producir a diferentes edades por circunstancias diversas y a su vez, intervendrán otros determinantes en este proceso que predecirán una mejor o peor adaptación a la misma.

Preguntas que guiaron nuestro trabajo
  1. ¿Cualquier persona puede sentir este “pasar” positivamente a la jubilación?
  2. ¿A todos les representa una carga la jubilación?
  3. ¿Qué condiciones de vida ayudan a que la jubilación sea integrativa?
  4. ¿Qué diferencias habrá en el procesamiento de hombres y mujeres?
  5. ¿Cómo podemos detectar sentimientos de derrumbe?
  6. ¿Qué factores previos son indicadores de vulnerabilidad?
  7. ¿Cómo elaborar anticipadamente, desde la prevención, el proceso jubilatorio?
Hipótesis de trabajo

Puntuaremos el Marco Teórico reseñando los conceptos utilizados en Psicogerontología que han servido de base para comprender el proceso de envejecimiento y sus consecuencias bio-psico-sociales.
Es a través de los cambios que van sucediendo en el cuerpo, y también los cambios en el orden social, dónde el ser humano va registrando y reconociendo el paso del tiempo y el proceso de envejecimiento. Para que una vejez sea normal es necesario que psicológicamente se vayan procesando y elaborando estas marcas del tiempo en forma gradual. Aceptar el ciclo vital y la finitud al mismo tiempo que se mantiene un espíritu joven.  

Entendemos “la jubilación” como una marca en lo social.
Nuestro propósito es abordar el proceso anticipatorio de la vejez focalizando la temática de la jubilación con tintes específicamente preventivos.

“El trabajo preventivo en aras de una vejez normal deberá permitir anticipar desde edades más jóvenes la elaboración que posibilite un envejecimiento gradual y evite la irrupción siniestra de lo que se pretendiera mantener oculto” […] “¿Qué es hacer prevención de la vejez, psicológicamente hablando? Es crear las condiciones interdisciplinarias para que el viejo pueda sostener o retomar el trabajo psíquico como motor del trabajo físico y del enlace social y recíprocamente”.

Un objetivo fundamental del trabajo preventivo es contrarrestar la rigidificación y promover la creación permanente de un proyecto autónomo.

Desarrollo del trabajo

Al establecer que el análisis de los procesos de cambio implican la consideración de varios niveles de análisis y discriminación del efecto de variables de diferente naturaleza, los teóricos del proceso preventivo de la jubilación nos lleva a utilizar los siguientes ítems y sus ramificaciones.

  1. La Mediana Edad.
  2. Destinatarios.
  3. Costo – Beneficio.
  4. Desarrollo histórico de la jubilación. La jubilación en la Argentina, derechos y obligaciones.
  5. Mitos y prejuicios en la vejez.
  6. Tiempo libre y tiempo liberado.
  7. Reinserción social versus aislamiento.
  8. Impactos emocionales y su relación en la salud física y psíquica.
  9. Cambios en los roles interpersonales en la red familiar y social.
  10. Revaloración de esta nueva etapa para favorecer el desarrollo holístico de un nuevo proyecto de vida.

Poder desarrollar anticipadamente un proyecto para este momento de la vida, está en relación con el poder conectarse con aquellos recursos que todos poseemos, desarrollar aptitudes postergadas, en algunos casos llevar a cabo asignaturas pendientes o implementar nuevas maneras de vivir para, por ejemplo, integrar el tiempo libre como espacio creador de desarrollo personal.

Algunas preguntas que pueden surgir:

  • ¿Qué quiero hacer?
  • ¿Todavía tengo tiempo?
  • ¿No es tarde para empezar?
  • ¿Hago lo que deseo o solo estoy haciendo lo que debo?
  • ¿Se lo que deseo?
Destinatarios

¿A quiénes va dirigido nuestro taller?

Nuestro taller va dirigido a quienes sientan la necesidad o interés de replantearse una etapa de la vida.
Hacia quienes tienen una motivación que los impulsa a realizar un cambio, a crear una nueva mirada y trabajar sobre ella.
Para aquellos que necesitan encontrar actividades que sean placenteras, recreativas y estimulantes.
Para quienes desean adquirir una nueva manera de pensar, siendo este tiempo de reflexión y reacomodación.
Para valorar las relaciones humanas y la creación de nuevos vínculos de personas que atraviesan situaciones similares, o no.
Para ir hacia el futuro con ideas, proyectos, concreciones de necesidades y no esperar a que el futuro venga hacia nosotros.
Hacia quienes deseen formar grupos en donde la palabra tenga su lugar de expresión para mejor conocimiento de uno mismo y de la posibilidad de creatividad.
Para desmitificar que el tiempo de armar proyectos ya pasó, que se puede generar una nueva etapa en donde reflejen oportunidades y encuentros novedosos.
Nuestros roles van cambiando: hijos, padres, trabajadores, abuelos… ¿y ahora?
El bienestar subjetivo si bien en su momento fue la familia, y lo sigue siendo, ahora es tiempo de priorizar otras redes sociales en centros, programas, u otros espacios de múltiples intereses.

Costo - beneficio  

El adecuado equilibrio ente costo y beneficio deberá proveer resultados positivos y a corto plazo.
Para desarrollar este esquema se tendrá en cuenta el Modelo General de Vulnerabilidad de Zukerfeld.
En primer lugar y teniendo en cuenta que a mayor historia mayor vulnerabilidad, como corolario de la vida laboral, se lo puede vivir como un suceso cuasi traumático ya que es bastante común la disconformidad con el monto estimado de los haberes, pues se toman los mejores diez últimos años, que no siempre son los mejores pagos.
Por otra parte y en virtud de lo anterior, hay una mayor necesidad de continuar trabajando para compensar la reducción de ingresos y así poder continuar con el estilo de vida que se llevaba.  
Sin embargo, nuestra sociedad atraviesa un alto nivel de desempleo.  La obtención de un trabajo renumerado, siendo jubilado, se convierte en una meta inalcanzable, justificándose así la gran proporción de actitudes desfavorables.
Por lo tanto para disminuir el grado de vulnerabilidad que desemboque en enfermedad, se tendría en cuenta los siguientes ítems:

  • Calidad de vida
  • Red vincular
  • Ideal cultural dominante
  • Aprendizaje
  • Conducta saludable
  • Factores biológicos
  • Resiliencia
Beneficio

El trabajo en todos los ítems mencionados permite y promueve un reordenamiento de la tonalidad afectiva y además al modificar la narrativa reprograma la organización neuronal y su funcionalidad.
Si aceptamos que lo afectivo – emocional influye sobre el cuerpo, lo aceptamos como una fuerza capaz de alterar las propiedades funcionales de los sistemas neuronales cerebrales y con ello los sistemas inmuno – endócrinos.
Por lo tanto, la propuesta de este trabajo es considerarlo terapéutico y como prevención primaria de enfermedades, ya que estas serían una manifestación de desequilibrio y discordancia dentro los aspectos físicos, psicológicos y sociales del organismo.
La gente participa consciente o inconscientemente en la generación de su propia enfermedad, pero la secuencia de los procesos psicosomáticos que conducen a una enfermedad puede recorrer el camino inverso para prevención primaria de enfermedades.
Las emociones no son hechos fugaces, aislados en el espacio mental; son expresiones de la conciencia, materia de la conciencia, materia fundamental de la vida.
Pese a las miles de horas de grabación que programan nuestras reacciones, continuamos viviendo porque la conciencia halla nuevas maneras de fluir.  Siempre el lado positivo de la conciencia es: su capacidad de curar.
Por lo tanto, la ecuación costo – beneficio en este trabajo habla más que favorablemente de los beneficios que se obtiene: la gratificación de la superación de los costos a favor de una salud psico – física integral, dándoles a la vejez un itinerario feliz.

Revalorización de esta nueva etapa para fortalecer el desarrollo holístico de un nuevo proyecto de vida.

La selección de la información involucra una interpretación de la realidad.  
El registro de esta información se produce a partir nos solo de una concepción científica, sino también ideológica.
Reconocer la complejidad, hallar los instrumentos para describirla y efectuar una relectura dentro de este nuevo contexto de las situaciones de cambio del hombre, con el entrono personal, social y familiar (problema crucial de nuestra época) será lo medular del desarrollo holístico del nuevo proyecto de vida.
A través de la técnica de la auto – observación, análisis de las preferencias y necesidades, las personas pueden estructurar un proyecto de vida, hacer un contrato (renovable) consigo mismo que le permita tener sentido de sí y continuidad.
La tarea es esencialmente individual, ya que no hay dos personas que compartan exactamente el mismo universo. Cada visión del mundo crea su propio mundo.
El enriquecimiento a través de la entrada de percepciones nuevas permite que el cuerpo responda y actúe de nueva manera.
No hay secreto más poderoso.
Los nuevos conocimientos, las nuevas habilidades y  maneras de mirar el mundo, mantienen en crecimiento a la mente y al cuerpo. Mientras así sea, se expresa la tendencia natural de ser nuevo a cada segundo.
La experiencia enriquece, pero como decía Aldous Huxley: “La experiencia no es lo que te ocurre, ¡es lo que haces con lo que te ocurre!”.